Vale, lo aceptas y lo reconoces: NO puedes vivir sin él. Te encuentras en un sin fin de preguntas¿Le gustaré?¿Y si es así, estaremos juntos?¿Funcionará?¿Me hará daño?¿Le digo lo que siento por él?¿Es mejor quedar como amigos y no decirle nada?.Son los Tópicos, los tópicos del amor sin más remedio, por bien o por mal....
Dicen que cuando quieres a alguien todo te recuerda a él hasta el mínimo detalle, pero yo no estoy convencida del todo, yo creo que no es que todo te recuerde a él sino que siempre estás pensando en él, es sencillo.Llega el día así sin más, empezais a hablar, vais descubriendo datos y cosas en común que te alegran aún más,y al final de una larga conversación sois sinceros y confesaís.Para tu sorpresa él también te quiere o eso te dice, piensas que todo no puede ir mejor, te aislas ya tienes todo lo que querías.